El arrendamiento es un buen esquema, pues entre otras cosas rentar significa hacer un gasto que se puede deducir de los impuestos, además con este mecanismo se puede cambiar de coche cada dos años por ejemplo, lo mismo la computadora o tener la última tableta del mercado.

Comprar es todo lo contrario: no se podría cambiar alguno de esos activos tan frecuentemente, además como se trata de bienes que se devalúan, al momento de desecharlos su precio comercial ha bajado considerablemente.

Esta vez hablaremos de las ventajas e inconvenientes del arrendamiento así como cuántos tipos de este hay. La idea es que tengas la información a la mano para que decidas si a tu negocio o actividad profesional le es más conveniente comprar los activos o rentarlos.

Es un contrato mediante el cuál un arrendador adquiere un bien para otorgarle el uso y goce a un arrendatario.

En este esquema la arrendadora es la dueña del bien y el arrendador paga una mensualidad por el uso de este bien, es una renta mensual fija. Al final tienes la opción de adquirir el bien pagando un valor residual o devolverlo a la arrendadora.

En Arrendamiento.mx tienes la opción de devolverlo y no pagar el valor residual, a diferencia de otras instituciones financieras al final es obligatorio que pagues un valor residual.

Otra ventaja es que con Arrendamiento MX puedes refinanciar ese valor residual para mayor comodidad.

Te recomendamos este esquema cuando:

  1. Quieres renovar tus activos cada dos o tres años para que siempre estén en buenas condiciones y una mejor presentación.
  2. Quieres que sea 100% deducible. La carga fiscal es menor que un arrendamiento financiero o un crédito. Y es muy fácil de registrar contablemente.
  3. Quieres bajar los costos de mantenimiento de activos viejos.
  4. Quieres que tus mensualidades sean menores. En el crédito las mensualidades son mayores.
  5. Quieres dar una menor cantidad al inicio del contrato. En el esquema de crédito y arrendamiento financiero tienes que pagar una mayor cantidad por concepto de apertura de crédito y enganche. 

    Ventajas del Arrendamiento Puro

    Lo que pagues por la renta lo puedes deducir como gasto.

    Modernizas el bien constantemente (máximo cada 4 años es lo más recomendable).

    Evitas el incremento de activos.

    Bajas tu gasto por mantenimiento.

    Reduces tu carga fiscal.

    Financias al 100% la inversión del bien con el cual realizarás tu actividad.

    Deducción de impuestos

    En el arrendamiento puro el principal motivo por el cual muchas personas desean adquirir un leasing es la deducción de impuestos, sin embargo, no siempre queda claro qué y cuánto podemos deducir.

    Para el arrendamiento puro, el monto mensual es 100% deducible de impuestos. Por su parte en el arrendamiento financiero, la deducción de impuestos es de aproximadamente $200 pesos diarios, cerca de $7,000 pesos mensuales con el IVA incluido.

    Además es posible deducir algunos gastos derivados del uso del automóvil, como por ejemplo la gasolina y el mantenimiento.

    Te dejamos un video de Expansión para que sepas más del tema.

    Este leasing puede ser la forma de comprar un auto muy benéfica para tu bolsillo pues si eres de las personas que necesita o bien gusta de cambiar de vehículo de forma constante, te puede olvidar de factores como la depreciación del auto y las composturas mayores.

    Un punto que hay que dejar muy claro es que no todas las personas pueden deducir impuestos pues sólo lo pueden hacer las personas morales, es decir las empresas sin importar si son Pymes o grandes empresas.

    También es posible deducir impuestos para las personas que realizan una actividad económica y reciben un salario legalmente denominado por honorarios, además de las personas físicas asalariadas con actividad empresarial.

También te recomendamos ¡Deduce Impuestos Arrendando con Arrendamiento.mx!

Este esquema por lo general es el que más conviene ya que es muy flexible y se puede adaptar a las necesidades de cada cliente.